ACERCA DEL BLOG



El Blog aparece en el 2009 cuando una agrupación de compañeros crean sus respectivas bitácoras para plasmar allí sus pensamientos (en la Universidad Externado de Colombia). Estos mismos, tomaron la idea de profesores de otros países (Leonardo García Jaramillo, Roberto Gargarella, Alberto Bovino, Carlos Bernal Pulido, Juan Antonio García Amado…). «El boom bloguero» comienza aproximadamente a partir del año 2004 en adelante (en el habla hispana.

El nombre aparece, primero por ocurrencia; segundo, en gusto del Derecho Público, al que le llamo estatal —que es su nombre correcto— , y tercero porque deseaba que fuera «público», es decir un derecho de acceso al público, a todos... (que es el verdadero significado), con el propósito de poder leer por cualquier persona y no solamente los abogados. Últimamente, he venido cerrando el cerco del blog hacia el derecho sancionatorio, y otros temas (como el de la filosofía y política liberal) pero siempre relacionándolos con el derecho.

La creación se debe por ese deseo "innato", por escribir, que bien lo he venido mejorando poco a poco.  Crear una bitácora es una forma de expresión de colocar ideas en la red, con el fin de sintetizar lo que te gusta.  

Contactar con personas que no conoces, interactuar con otros usuarios pensamientos, es lo que se puede conseguir con la apertura del Blog. Cualquier cosa que se lea en la prensa, escuche en la radio o vea en la televisión, son formas de entusiasmo para escribir sobre cualquier tema en particular/coyuntura.  Tener un Blog es una herramienta esencial/complementaria/necesaria para tu vida académica y profesional.

Fomentar el conocimiento, con el llamado: «exhibicionismo intelectual», que no es otra cosa que mostrar lo que tú sabes a otros, se persigue la libertad de pensamiento y la libertad de expresión. Poder expresar lo que quieres es la clave, para escribir lo que se te venga en gana siempre que no se dañe jurídicamente a terceros. Aquí, es importante la creatividad, el carisma, las ganas, además del conocimiento, el esfuerzo y la crítica.  Lo que nosotros pensamos lo exteriorizamos, y queramos que los demás vean/lean/escuchen cómo pensamos.

Respecto al ámbito personal, debe considerarme bastante inquieto, a lo que me gusta analizar la realidad política y jurídica. Me aferro como bloguero habitual, alegre, a veces introvertido, sin llagas en los dedos. Mis opiniones son profundamente personales, y corresponden a mi visión liberal de ver las cosas. Pretendo que los artículos sean largos, para no dejar cabo suelto, pero también cortos para no ser aburrido.
Lo importante de todo esto, es el recibimiento de críticas  constructivas. Trato de no estar amarrado a dogmas ni a emociones, sino a la razón; busco la objetividad y no la imparcialidad, procuro ser honesto intelectualmente y ser consecuente con lo que digo, es decir, no ser doble moral.
Sin más ni más, este espacio está abierto a los que deseen leer los artículos. Sean todos bienvenidos y muchas gracias.
Atentamente,

Mario Felipe Daza Pérez