11 de julio de 2016

¿CÓMO SE HACE UN COMENTARIO JURÍDICO?: 10 PASOS A SEGUIR



La lógica es propio del lenguaje jurídico, así como la experiencia. A la hora de crear oraciones, frases, pensamientos, ideas... debemos crear nuestra forma de escribir (estilo propio), del modo que podamos imbuir al lector, es decir, dejarlo atrapado con nuestra escritura; y esto solo se consigue con ortografía, redacción, y con buen contenido.

¿Cómo podemos hacer un comentario jurídico que deje atrapado al lector?

  1. Una buena fuente (letra) es importante para comenzar un escrito; su tamaño incide.

2. Se debe ser claro, con lo que se expresa, consiguiendo una sintaxis sencilla (sustantivos, adjetivos, verbos...), debemos rellenar lo que pensamos (sintagma nominal, verbal), con lo que escribimos (conjunto).

3. No se debe de utilizar más de tres líneas sin un punto y seguido y no más de doce líneas sin un punto y aparte.

4. No utilizar más de tres verbos en una oración y usar siempre, un orden lógico (sujeto, verbo y complementos).

5. Ser preciso con lo que se quiere transmitir

6. Utilizar las técnicas que se requieran, es decir, se debe orientar el vocabulario para las materias que estemos manejando; en nuestro caso, el léxico jurídico; esto, para no entrar en vaguedades y ambigüedades. Por eso, que sea importante aprender a usar tecnicismos, como cuando hablamos de: permuta, comodato, enfiteusis..., que son palabras netamente del derecho.

7. Se debe evitar utilizar las palabras comodines, es mejor decir: mueble o inmueble, que cosa (res), mejor una palabra que dos, dos que tres y así sucesivamente.

8. Evitar las perífrasis o circunloquios (rodeo de palabras).

9. No recurrir a coloquialismos y extranjerismos, es mejor decir imperio del derecho que “rule of law”.

10. Se debe contextualizar con la mayor concreción posible, respondiendo lo que se nos pregunta. No conviene divagar.

Un comentario jurídico significa expresar opiniones, en este caso, por escrito; donde exponemos un "exhibicionismo intelectual" en cuanto a la madurez del ensayista, y todo esto se hace con técnicas básicas. Antes de desarrollarlo, lo que debemos de hacer es una lectura comprensiva de la misma; un resumen, un esquema. Como último, se coloca el título a tratar (aunque no crean, es lo más difícil). Realmente para hacer un comentario critico, además de todo lo dicho, se necesita leer pausadamente, subrayar las palabras dudosas, y releer el texto integralmente después de haber finalizado, para luego escribir. Se recomienda hacerlo en tercera persona del singular o plural.

¿Por qué realizar comentarios a los textos jurídicos?

Porque es una técnica de estudio, de fortalecimiento de la memoria, proliferación de tecnicismos; nos sirve como memoria visual al poder recordar los objetos que estamos estudiando. Con la distribución de lo que queremos decir compaginamos las ideas clave del texto en el esquema o resumen que estemos buscando, con una debida ordenación de conjunciones, palabras...

¿Cómo debe estar compuesto un comentario jurídico?

Además del tema a tratar, se debe colocar el título (que es lo último). Están los argumentos o tesis (carácter especulativo y dialéctico, como concatenación lógica), y por último la conclusión, donde se hace el breve resumen de lo más relevante que ha quedado patentado en nuestro desarrollo, para así poder conseguir la persuasión.

En suma, cuando el lenguaje jurídico es plasmado en ese comentario/reseña/artículo de texto, debe contar con coherencia argumentativa, justificativa; de este modo, será respetado por los demás, así se este errado.