5 de enero de 2016

LA ESTRUCTURA DE LA NORMA EN VON WRIGHT





El filosofo del derecho finlandés VON WRIGHT, siendo otro de los escandinavos destacados (además de su Lógica deóntica[1], 1951, es autor de Tratado sobre la inducción y la probabilidad, 1951, Norma y acción, 1963 y Explicación y comprensión, 1971), es famoso en el mundo de las normas por haber acotado y desarrollado en el sistema jurídico lo que se conoce como «estructura de la norma» (en el que la describe como una filosofía de la acción; en 1951 su articulo, "An Essay in Modal Logic and Deontic Logic" en el que destaca la lógica modal y deóntica, inventa lo que se llama, valga la redundancia, la «lógica deóntica», tal como lo conocemos), es decir, del cómo está compuesto una norma, lo que compone... (aquí, para leer la entrevista que le hizo BULYGIN a VON WRIGHT), propuso precisar en esta estructura varias aristas que son: carácter, contenido, condición de aplicación, autoridad, sujeto, ocasión, promulgación y sanción.



  • Los tres primeros constituyen lo que se llama: «núcleo normativo» (podría llamarse también núcleo duro) es decir, lo que es el carácter, el contenido y condición de aplicación, que es propia de cada norma sea descriptiva o prescriptiva.


  • Los otros tres serían propias de las prescripciones (normas) que son: autoridad, sujeto y ocasión


  • Y las dos últimas también hacen parte de las prescripciones de toda norma, aunque no necesariamente se encuentra siempre en ellas, en el que lo llamaremos: «adición prescriptiva de la estructura de la norma» que son la promulgación y la sanción.


— EL NÚCLEO NORMATIVO.


Carácter (operador deóntico): se refiere al fin de la norma, o más bien a su PROPÓSITO, si va a ser de mandato, prohibición, obligación de hacer o no hacer (tambien habla de permisos). Por ejemplo, se prohíbe matar (prohibición) el que no ayude socorrer a tales personas tendrá prisión de tantos años (mandato), es obligación de cada ciudadano levantar la bandera (obligación de hacer) abstenerse de constituir en mora a tal deudor en ciertas circunstancias (obligación de no hacer).


Por contenido (acción deóntica): ya aquí no se refiere al propósito (abstractas y concretas), sino lo que lleva dentro de ese propósito normativo, es decir que es lo que se incluye dentro de ese mandato, prohibición u obligación. ¿Se prohíbe matar o no? ¿Se quiere socorrer o no al prójimo?... que es lo que se debe incluir dentro de la norma, mejor dicho a su objeto, describe una acción u omisión en una norma.


Condición de aplicación: se refiere a la especificación del contenido del carácter que esta en la misma norma, es decir, son los elementos subjetivos, espaciales, temporales, personales, que se deben cumplir para que puede tener condición esa norma, sino no la tiene, por ejemplo, en el delito pasional, o en el homicidio por piedad se requiere del elemento subjetivo ya sea de la emoción o en el otro caso de fungir con cierto dolor para darle muerte, si este no se cumple no hay condición suficiente para que se pueda cumplir. Un caso regular es cuando se expone: cierra la puerta, cuando salgas, pues, si sales, debes cerrar la puerta. Aquí en este último resulta el problema de si cierta norma es hipotética (jurídica) o categórica (moral, social), de allí que resulte importante la descripción que se deduce de su propio significado de la norma, cerrar o no la puerta, matar o no, socorrer, por tanto aquí lo importante es la ESTRUCTURA misma para darse cuenta que es hipotética o condicional y no categórica, para que esta condición tenga efecto como consecuencia jurídica.


— ELEMENTOS PRESCRIPTIVOS


La autoridad: es quien produce la norma con el efecto de dar una prescripción, por eso que sea importante quien la emite, es decir el emisor, el destinatario, el imperativo jurídico, si son autónomas, heterónomas, personales, impersonales, abstractas, generales, proclamadas o anónimas (espontaneas)…


Sujeto normativo o de la prescripción: se refiere al destinatario (generales o particulares), quien deba cumplirlo, pero no significa que deba hacerlo por solo hecho de ser ley, ni moralmente deba hacerlo tal persona, ni tampoco que se vaya hacer aunque haya esa prescripción jurídica, porque puede que también fracase en el intento.


Ocasión de aplicación: se refiere a donde (nacionales, regionales, internacionales...), y de tiempo (retroactivas, irretroactivas...) se aplicará la norma. Pues una cosa es que una norma se rija solo en la ciudad de Barranquilla y otro que se haga a nivel nacional, una diferente que se aplique transitoriamente (cosa que no pasa, hasta su derogación o inconstitucionalidad, perdiendo validez pero no vigencia) y otra permanentemente desde su publicación.


— ADICIÓN PRESCRIPTIVA DE LA ESTRUCTURA DE LA NORMA


La promulgación (formulación de la prescripción): se refiere al lenguaje en que se va a proyectar la norma hacia los destinatarios, es decir de como se conoce y de cómo se cumple la norma que se acaba de elaborar (ya sean escritas o consuetudinarias). Por ejemplo, hoy se emite una ley aprobada por el congreso de la república, por tanto debe ser además de promulgada, conocida por todos, cuestión que debe plasmarse en el boletín oficial.


La sanción: en toda norma jurídica por lo general se constituye una sanción, que es la amenaza de imponer una pena si bien no realizas Y o Z cosa, o si lo realizaste… con respecto a la sanción no es un COMPONENTE ESENCIAL (ya que hay normas sin sanción, y con sanción positiva, no solo negativa), como muchos creen de la norma jurídica, tal como lo demostró HART y BOBBIO, reprochándoselo a KELSEN; aunque esto no significa que el derecho no deba ser definido en términos de fuerza y coacción.

Para resumirlo sería de esta manera:




[1] La expresión “Lógica Deóntica” fue usada por primera vez con su significado actual en 1951, en el conocido artículo Deontic Logic publicado en la revista Mind por Georg H. von Wright, en el que, junto a los conceptos modales aléticos (necesidad, posibilidad, contingencia; conceptos estudiados por la lógica modal), a los conceptos modales existenciales (universalidad, existencia, vaciedad; conceptos estudiados por la teoría de la cuantificación) y a los conceptos modales epistémicos (lo verificado, lo indeterminado, lo falsado), von Wright introdujo los conceptos modales deónticos: lo obligatorio, lo permitido, lo prohibido (von Wright, 1951). Desde entonces, el término “deóntico” ha ido haciéndose común en el léxico filosófico. Cfr. Carlos Alarcón Cabrera. Las lógicas deónticas de Georg H. von Wright.  Recuperado de: http://publicaciones.ua.es/filespubli/pdf/02148676RD4363783.pdf