5 de abril de 2015

EL DELITO DE RECEPTACIÓN COMO ESPECIE DEL ENCUBRIMIENTO





Para descargar este documento en Word o en Pdf, hacer clic aquí o en la imagen de Descargar Archivo (abajo).



Por, Mario Felipe Daza Perez.

El delito de receptación pertenece a los delitos contra la eficaz y recta impartición de justicia… título que reemplaza el epígrafe del título anterior referido a los delitos contra la administración de justicia, consagrado en el Código Penal de 1980, es como una especie de encubrimiento, por eso esta aquí y no como delito en contra del patrimonio económico, al igual que el favorecimiento.
Este tiene fundamento constitucional en un “Estado social de derecho”, en el art. 2, 95, 228 a 230 de la CN, lo mismo en la Ley de administración de justicia, Ley 270 de 1996 en su artículo 1.

Hay que acotar que:

Diferenciar los bienes jurídicos de la administración de justicia con los de administración pública, no es un método de aceptación general y en algunos ordenamientos, como el alemán o el argentino, no existe tal división, según un criterio que no deja de ser igualmente aceptable. El código penal argentino y alemán por ejemplo protege sin diferenciar los delitos contra el ejercicio de la función pública de aquellos que atentan contra el ejercicio de la actividad judicial.

La diferenciación entre administración pública y de justicia estaría dada entonces por que el bien jurídico busca proteger la actividad funcional de la justicia como sistema.

Dice el artículo 447 del CP:

“El que sin haber tomado parte en la ejecución de la conducta punible adquiera, posea, convierta o transfiera bienes muebles o inmuebles, que tengan su origen mediato o inmediato en un delito, o realice cualquier otro acto para ocultar o encubrir su origen ilícito, incurrirá en prisión de treinta y dos (32) a ciento cuarenta y cuatro (144) meses y multa de seis punto sesenta y seis (6.66) a setecientos cincuenta (750) salarios mínimos legales mensuales vigentes, siempre que la conducta no constituya delito sancionado con pena mayor. Si la conducta se realiza sobre medio motorizado, o sus partes esenciales, o sobre mercancía o combustible que se lleve en ellos, o sobre elementos destinados a comunicaciones telefónicas, telegráficas, informáticas, telemáticas, y satelitales o la generación, transmisión,  o distribución energía eléctrica y gas domiciliario o la prestación de los servicios de acueducto y alcantarillado, la pena será de seis (6) años a trece (13) años de prisión y multa de siete (7) a setecientos (700) salarios mínimos legales mensuales vigentes. Si la conducta se realiza sobre un bien cuyo valor sea superior a mil (1.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes la pena se aumentará de una tercera parte a la mitad”.

Al igual que en el favorecimiento, en este se defraudan las expectativas que el Estado y la sociedad mantienen respecto de la actividad de los particulares quienes están llamados a colaborar con la administración de justicia. (artículo 95.7) de la CN en palabras de Jakobs o bien se quebranta el bien jurídico tutelado en palabras de Roxin. Requisito esencial de este delito es quien lo comete no haya realizado ni colaborado (acuerdo común) en la conducta punible que dado lugar a los bienes muebles o inmuebles que ahora adquiere, posee, convierte o transfiere, vale decir no puede tener respecto del delito original la calidad de autor o partícipe.

Ahora, analicemos este delito:


ES UN DELITO DE MERA CONDUCTA (la mera acción consuma el delito, no hay separabilidad espacio-temporal).

ES DE PELIGRO (concreto) que se ha provocado una concreta y efectiva situación de peligro.

ES DE CONDUCTA INSTANTÁNEA (se consuma con el solo acto)

ES MONOOFENSIVO (protege un bien jurídico)

ES SUBSIDIARIO, no procede cuando la conducta se adecue a un comportamiento sancionado con pena mayor, piénsese en el lavado de activos o el testaferrato, donde el comportamiento de bienes tiene su origen mediato o inmediatamente en actividades ilícitas; lavado de activos de (6 a 15 años) y receptación de  (2 a 8 años).

LOS ELEMENTOS NORMATIVOS, conducta punible, bien mueble y bien inmueble.

EL SUJETO ACTIVO, es indeterminado

EL SUJETO PASIVO, es el “Estado”

ES UNA CONDUCTA con VERBO DETERMINADOR COMPUESTO ALTERNATIVO, adquirir, poseer, convertir, transferir, ocultar y encubrir.

ELEMENTOS DESCRIPTIVOS, sin especificación de tiempo, modo o lugar.

MODALIDAD DOGMÁTICA, doloso.

ELEMENTO SUBJETIVO, motivación de ocultar o encubrir el origen ilícito de los bienes.

OBJETO JURÍDICO (bien jurídico), eficaz y recta impartición de justicia

OBJETO MATERIAL FENOMÉNICO O REAL, es el objeto material o producto de otro delito, lo efectivamente conseguido con su realización, bienes muebles o inmuebles, bienes de origen ilícito.


Con respecto a los dispositivos amplificadores del tipo:


CONCURSO HOMOGÉNEO SUCESIVO, artículo 441, de la omisión de denuncia a particular.

CONCURSO APARENTE DE TIPOS, testaferrato o lavado de activos.

TENTATIVA, EXCEPCIONALMENTE SE ADMITE,  JESCHECK considera que es posible, ya que no se consuma inmediatamente, sino que se requiere cierto lapso de tiempo, es divisible sus actos por etapas o fracciones, (plurisubsistente), y que ponga por lo menos en peligro potencial, (los delitos de peligro concreto se reputan como resultado siempre y cuando sean dolosos por lo tanto admitiría la tentativa) no es posible determinar qué delitos admiten o no admiten tentativa, se debe analizar de forma en concreto y también la índole probatoria, así la injuria y la calumnia no lo admitiría.

COPARTICIPACIÓN, la conducta se debe realizar sin que medie acuerdo previo, no puede ser incriminada, según las reglas de coparticipación.
COMPLICIDAD, es la colaboración delictiva consciente y voluntaria que un tercero realiza al autor de una conducta punible dolosa, para actuar de manera antecedente, concomitante o subsiguiente, obedeciendo a un acuerdo previo, por lo que el cómplice no domina el hecho, el legislador le da menos pena.
COMPLICIDAD POSTERIOR O SUBSIGUIENTE, se concreta después del autor haya cometido la conducta punible, como había acordado, sin importar su grado de perfección, este tipo de complicidad suele confundirse con los delitos de favorecimiento y receptación radicando su diferencia en que las dos formas de encubrimiento se presentan con posterioridad a la comisión de la conducta punible y SIN QUE EXISTA ACUERDO PREVIO (y no haya conocimiento).

Se configura como delito autónomo también, el delito de favorecimiento como especie del encubrimiento, en el artículo 446 del CP, (el que tenga conocimiento de la comisión de la conducta punible y ayude eludir la acción o entorpecer…) o  de receptación art. 447 (el que sin haber tomado parte en la ejecución de la conducta punible adquiera, posea, convierta o transfiera bienes muebles o inmuebles que tengan su origen en un delito…).

Como ejemplo tenemos, Juan le pide a Pedro que después de matar a Carlos, le ayude para movilizar el cuerpo hasta incinerar (sin acuerdo común), el que pesca ilegalmente y le pide a alguien (sin acuerdo común) que se lo guarde los peces (pesca ilegal) o el Juez que le pide al secretario (sin acuerdo común) que le diga al abogado que le dinero para que falle a favor.

No basta que los bienes tengan procedencia ilícita, ni es suficiente probar que fueron adquiridos, poseídos, convertidos, transferidos etc… pues a la par de todo ello es imprescindible establecer que los actos realizados sobre aquellos tenían la finalidad de ocultar o encubrir su origen ilícito.
Lo que importa en la configuración del tipo es que el sujeto activo tenga conocimiento de que los bienes que está adquiriendo, convirtiendo, poseyendo, o transfiriendo tiene origen media o inmediato en el delito cometido.
No se necesita que usted tenga un conocimiento digamos directo de la comisión del delito, sino que si, por ejemplo, un pordiosero se le acerca a venderle la copa de la llanta de un carro, usted sabrá que esa copa es robada, y si la compra, se hará autor del delito de receptación.