23 de diciembre de 2014

EN DEFENSA DE AUTODEFENSAS.




¿Y quién podrá defendernos?, defiéndase quien pueda, ya que la Fuerza Publica no lo hace.



“La vida, la libertad y la propiedad no existen por razón de leyes hechas por el hombre. Por el contrario, el hecho es que la vida, la libertad y la propiedad existen con anterioridad a aquello que hizo a los hombres hacer leyes por primera vez"

— Frédéric Bastiat

 "El secreto de la felicidad es la libertad. El secreto de la libertad es el coraje."

 — Tucídides

“Protégete tú mismo, porque a la policía no se le paga para cuidarte”. 


— Wendy McElroy


Por, Mario Felipe Daza Pérez. 


Desde un punto de vista liberal/libertario disertaremos sobre la defensa HACIA Autodefensas y no se coloca el pronombre: LAS, precisamente para evitar tergiversaciones; es más, el solo hecho de escribir y tener un título que se llame: “EN DEFENSA DE AUTODEFENSAS”, ya genera tergiversación por parte del público en general. Por ello, hablaremos simplemente de Autodefensas (defēnsa personālis) definiéndolo  como: “el conjunto de habilidades técnico-tácticas encaminadas a impedir o repeler una agresión, realizadas por uno mismo y para sí mismo” (para mas información ver, aquí). Por tanto no son ni siquiera LAS AUTODEFENSAS UNIDAS DE COLOMBIA que conocemos, los PARAMILITARES,la GUERRILLA y ni los ESCUADRONES DE LA MUERTE (1)

Las Autodefensas, bien como su nombre lo indica (en su definición virgen), son grupos (o personas) que están destinados a DEFENDERSE y a REPELER cualquier ataque en contra de sus bienes más importantes (tales como: la vida, propiedad y/o libertad civiles), por ello solo debe estar justificado la creación DE AUTODEFENSAS, solo para este fin, (libertades negativas), no para otro.

Normalmente, hemos notado que los grupos de Autodefensas (2) se inician por ausencia de Gobierno, o la falta del Estado en cumplir con sus propósitos básicos, que es la de salvaguardar la seguridad de las personas, por ello, se crean estas bandadas. El problema de estos grupos es que al principio comienzan con intereses concretos y luego se convierten en Paramilitares, y terminan causando terrorismo. Por ello, los grupos que se crean solo deben cumplir el propósito de defensa y repulsión de ataques, esto no cuenta para justificar la justicia privada (a propia mano), desmembramientos, homicidios por cuenta propia, sicariatos, secuestros, vacunas, torturas, desplazamientos, no. La idea y no debe ser es usar las mismas técnicas o tácticas del enemigo porque se estaría originando un grupo peor que el que quisieron evitar. 


Pues, así tenemos como ejemplo en la Constitución americana, la Decimocuarta Enmienda (cuando de justicia a propia mano se trata):


“Ningún Estado podrá crear o implementar leyes que limiten los privilegios o inmunidades de los ciudadanos de los Estados Unidos; tampoco podrá ningún Estado privar a una persona de su vida, libertad o propiedad, sin un debido proceso legal; ni negar a persona alguna dentro de su jurisdicción la protección legal igualitaria”.

Ahora, un grupo de Autodefensas que sea legal no quiere decir que no vaya a sobrepasarse, es más, es sobre esta justificación en donde descansa el exceso. Para crear un grupo de Autodefensas, ahora mismo debe hacerse por autorización legal o estatal, ya que el Estado tiene el monopolio de las armas y para evitar luego judicializaciones se terminan regulando, regulaciones que no sirven de mucho. Por ello la mejor forma de crear un grupo de Autodefensas es que no deben porque ser legalizadas, y para ellos debe existir libertad de armas y asociaciones privadas que así lo acrediten (así lo lo establece la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos), como la (NRA) Asociación Nacional de Rifles  ("Lo único que frena a hombre malo con un arma... es un hombre bueno con un arma") que existe en USA (para mas información ver, aquí). Es más, en este país se puede jugar (bromear), a los grupos paramilitares (de los malos) si quieren y utilizar fusiles R15, sin que pase realmente nada, ningún muerto. Ya que la sola libertad (que es diferente a la tenencia) de armas no significa que haya muertes, al contrario (para mas información ver, aquí y aquí). 


El analista y experto en conflictos Tron Ljodal nos da unas características de lo que es ser paramilitar y son:


— Combatir un enemigo irregular con métodos irregulares. 

— Actúan contra la población civil como “la base social” de su adversario. 

— Representan una subcontratación (outsourcing) de la responsabilidad en materia de Derechos Humanos.

— Suelen convertirse en la línea dura de los llamados “extremistas” como producto de la radicalización del conflicto, violación sistemática de los Derechos Humanos y del DIH. 

— A menudo defienden patrimonios e intereses económicos particulares, de tal manera que se convierten en organismos de justicia privada al servicio de los sectores económicos y políticos, 

— En casos extremos  (y atípicos) se convierten en opositores del Estado que surgieron para defender e inclusive comenzar a crear instituciones paraestatales (captura) con el fin de establecer un nuevo Estado integrado por ellos (cooptaón) y por lo general desaparecen cuando ya consiguen su objetivo y ya porque los dejan de patrocinar” (Tron Ljodal. El Concepto de lo Paramilitar: Reflexiones sobre el fenómeno Paramilitar en Colombia (2001-2002). Las verdaderas Intenciones de los Paramilitares. Corporación Observatorio para la Paz, editorial Intermedio, 2002, pág. 297-303) 

Para la creación de un grupo de autodefensas tal como sucede con una asociación cualquiera, puede o debe estar adscrita a un registro que se asocian con el fin de defender sus intereses, tal como sucede igual con una sociedad comercial, que se asocian para buscar un fin, que es el lucro, tal como lo establece el artículo 98 del Código de Comercio. Si bien, estos grupos se sobrepasan (en sus intereses de registro) deben responder ante la justicia, para ello, no se necesita de una ley en concreto o de una regulación para que pueda existir. 

¿Acaso se le debe prohibir a una persona defenderse de alguien que quiera agredirlo?, ¿se debe uno dejar matar por otro?, la respuesta es tajantemente, NO.  


Ejemplo de Autodefensas (grupos armados civiles) sobran, existió en Colombia por ejemplo en un principio (años 60, 70 y a comienzo de los 80) y existen ahora en otros países, por ejemplo en México (ver pagina de la Policía Comunitaria de Michoacan, aquí) Guatemala, Perú... (para más información ver, aquíaquíaquí). El problema radica, como ya se ha dicho ut supra en que se sobrepasen en sus funciones y terminen ajusticiando por su propia cuenta. Aquí la facultad está en entregar a los supuestos criminales a la justicia para que este juzgue (con —priorización—, para mas información ver, aquí). 

Como también crear una especie de “legítima defensa colectiva” (tal como lo establece el articulo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, aunque en esta norma se refiere a los países miembros y no a organizaciones (colectivos), pero, si esta permitido en Autodefensas o grupos civiles, después del 2001 se da otra interpretación por parte del Consejo de Seguridad de la ONU), de la cual no existe formalmente como tal hoy en día, para la justificación que le estamos dando, y no es linchamiento, solo para aspectos defensivos ¿estado de necesidad defensiva o agresiva? (para mas información ver, aquí, aquí, aquíaquí, aquí, aquí y aquí), que en caso tal lleguen a alguien a violentar tu propiedad o tu vida, pueda el grupo armado accionar su derecho a responder, pero solo en estos casos de bienes jurídicos naturales del hombre. Muchos pensarían que se prestaría para arbitrariedad y puede que sí, pero en todo momento, la justicia debe revisar los casos de este tipo de “legítima defensa colectiva” o de “estado de necesidad colectiva” (dependiendo), de manera sumaria, y revisar si se da cabida a investigación o no. De allí que se funde una verdadera república constitucional o una sociedad libre y no una democracia justiciera a propia mano. 


Tal como lo diceun artículo de la BBC del 25 de abril de 2013:


“Este modelo de justicia se aplica en todas las comunidades donde operan los grupos de civiles armados, y aunque los habitantes dicen sentirse más seguros muchos cuestionan al gobierno por abandonar una de sus funciones primordiales, la seguridad pública. Pero otros no están de acuerdo con las autodefensas. Rafael Mendoza, abogado de algunas personas detenidas por estos grupos, reconoce que si bien puede haber un impacto positivo en las comunidades también existe el peligro de que salgan de control” (para más información ver, aquí).

Por ello lo que hay que evitar es la unificación de los grupos armados civiles, llamados Autodefensas, si bien, un grupo de Autodefensas representa un fin propio, debe defenderla sin necesidad a recurrir a otros tipos de violencia ni a la unificación de la misma, porque son diferentes fines. De allí que tengamos la experiencia colombiana, y no tengamos que recurrir a otro país para colocar ejemplos. 

Un ejemplo notorio de Autodefensas fue en los años 70 en el Magdaleno Medio que se inició como forma de defenderse de los ataques de la Guerrilla y de los subversivos delincuentes comunes, pero esta hazaña heroica duro solo hasta los años 80, para ser exactos, hasta el año de 1984. De allí para adelante comenzaron a utilizar otras técnicas no de defensa sino de terrorismo, igual que el de la Guerrilla (aunque la Guerrilla se iniciaron en 1963 (ELN) y 1964 (FARC) como grupos de Autodefensas Campesinas en búsqueda de libertades positivas y no negativas, es decir de derechos sociales), h
ay Guerrillas sin sesgo comunista como la sucedida en la Guerra de Secesión Americana, los Rebeldes Árabes bajo el mando de Lawrence contra los turcos y las SS alemanas al final de la Segunda Guerra Mundial, que no nos indica precisamente que haya sido efectiva y si lo fueron, no fue justicia. De allí que el Estado mismo tenga responsabilidad en estos hechos, por permitir estas conductas y llevando pocos caso ante la justicia por las barbaries cometidas, precisamente por el haberse convertido en grupos Paramilitares, que significa AL LADO de los militares, es decir que está en favor de acabar con un tipo de conflicto, juntos. De allí que el Estado y estos grupos se aliaran para cumplir con un fin, pero ya no con un fin defensivo, sino macabro y esto es lo que no se apoya, solo apoyamos las Autodefensas (en su sentido original) defensivas, solo en libertades negativas. 

Si a esto se le puede sumar, la lucha contra el narcotráfico, que sin duda, no es ninguna lucha, solo es una “matanza” que se causa debido a esa mafia “pendeja” (no tiene otro nombre), de la que ha habido tantas muertes; por ello una de las políticas de Estado que no debería serla, es de legalizar todas las drogas, para acabar con este negocio que nos ha llevado a tantos años de sangre (para mas información ver, aquí). Los paramilitares y los parapoliticos capturaron el Estado y lo cooptaron con el fin de realizar lo que querían “fundar un nuevo país”, ya nos podemos imaginar la relación: políticos, narcotráficos y grupos armados —“la explosión ideal del conflicto”—. Y eso fue lo que pasó, los grupos armados civiles conocidos como Autodefensas (regionales, locales) desaparecieron y se crearon grupos de Autodefensas, conocidas como Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), claro está que desde antes de la integración (unificación) ya estos grupos se habían distorsionado a manos del narcotráfico y con violaciones a los Derechos Humanos. 

Luego de esta unificación viene la creación de los Paramilitares, que pasa luego de la muerte de los Castaño, exactamente de Carlos, para que otra vez se volviera desunir, pero esta no es una desunión de tipo anarquista sino una desunión de tipo separatista (secesión) con fines centralista, claro, porque existía lo que se llamaba: El Estado Mayor de las Autodefensas, integrados por bloques, que luego fueron desmontados y luego otros bloques siguieron delinquiendo, hasta desmovilizarse, pero este no fue el fin del conflicto de los llamados paramilitares, porque bien después se creó algo peor, llamado: las Águilas Negras y las BACRIM; que se les puede denominar: —neoparamilitarismo—. Y verdaderamente es un error grave hablar de fin de conflicto porque no lo fue (para mas información ver, aquí) y estas fueron las secuelas que dejan los llamados postconflictos. Que lo mismo puede suceder con la negociación con la guerrilla, sino abrimos los ojos. 

Pirámide de Maslow: jerarquía de necesidades.
Muchos pensarán que apoyar a Autodefensas es apoyar a la extrema derecha o en su caso, como pasa en México apoyar a la izquierda, no. No tiene nada que ver, otra cosa es que estos grupos se haya utilizado para grupos políticos para conseguir fines malvados, pero no. Los grupos Autodefensas no deben tener ningún fin, bueno si, el fin de preservar la vida de sus integrantes, las propiedades y sus libertades, repeler cualquier ataque a que le sea ocasionado. En México los sectores de izquierda apoyan a las Autodefensas, porque saben lo que significa, lo mismo pasó con sus inicios en Colombia, cuando se crearon grupos de Autodefensas Campesinas (como ya acotamos ut supra) para luchar contra la opresión del Estado (para más información ver aquí). Y es por esto que precisamente se crean las Autodefensas, como luego también los Paramilitares (variando los fines).


Tal como lo sostiene Fernando Cubides:


"La creación de las AUC fue producto de la ausencia de Estado en cuanto a seguridad. Lo que pedía en declaraciones alias Raul uno de los comandantes de las ACCU era que el Estado viniera y cumpliera con su deber de seguridad". (Cfr. Reconocer la Guerra para Construir la Paz", pág. 191). De allí que se crearán estos grupos, pero de Autodefensas (reales) anteriores a las ACCU y a las AUC, como también de las CONVIVIR (en pequeña parte) que se puede tomar como parte de las Autodefensas (en su sentido genuino) sin nada que ver con los Paramilitares.

Asimismo expresa que: 


"Hay que distinguir los términos y que además que se puede estar de acuerdo o no con la finalidad de las CONVIVIR como también de grupos de Autodefensas pero, también se le podría relacionar como vector del paramilitarismo pero hacer eso es comportarse como un error de apreciación severo. En todo caso, con sus respectivas argumentaciones y detractores de las CONVIVIR y de las Autodefensas lo que tácitamente están reconociendo es que hace tiempo el Estado, para una amplia porción del territorio dejo de proveer la protección básica y que ese déficit en sus funciones tardará en ser cubierto. Como se ilustrara aquel principio hobbesiano: "Protego ergo obligo", como la razón de ser, el cogito del Estado, de quien no esta en condiciones de ofrecer protección, pierde el derecho de obtener obediencia" (ibidem).

Por consiguiente, esta medida de auto gestión puede estar acompañada junto con los policías locales, regionales, estatales, pero no deben deprender de estos para nada, solo de la justicia y del derecho, en caso tal que se cometan algunos delitos fuera de su alcance, serán juzgados en la jurisdicción ordinaria. Hay que acabar con el mito que crear grupos de seguridad, en este caso de autodefensas es violencia y matanza en si, si bien, muchos de estos grupos han terminado en malos caminos, no quiere decir que siempre sea así, mientras sigan el camino de su seguridad. 

En muchos de sus casos o en la mayoría, tras que el Estado no genera ningún tipo de seguridad a sus ciudadanos, es muy permisivo y deja que estos grupos se arrastren hasta lo ultimo de sus consecuencias, entonces no son ya de defensa sino grupos delictivos, y esto es lo que hay que evitar. Por eso se repite que es la misma legalidad de estos grupos, la que hace que cometan delitos atroces, porque creen que esta justificado y el Estado los avala. Y por ello no se juzgan jurisdiccionalmente. Y no se trata de hablar de Estados fallidos (failed state), sino de que el Estado no le da la gana de entrometerse en sus funciones básicas, porque no tiene capacidad (inútil) como tal para hacerlo.  

Ahora, si tenemos en cuenta las connotaciones históricas, en el no tan salvaje oeste, se protegían de los “malvados” a través de asociaciones privadas de grupos armados civiles, llamados “vigilantes”, no era algo de: ¡cójanlo y cuelguenlo, no!, eso es lo que hemos leído en novelas o visto en TV, pero no era así (3).

Tal como lo dice Terry L. Anderson y P. J. Hill: 


“Se percibe a menudo al Oeste de este tiempo como un lugar de gran caos, con poco respeto por la propiedad o la vida. Nuestra investigación indica que no fue el caso: los derechos de propiedad estaban protegidos y prevalecía el orden civil. Las empresas privadas ofrecían la base necesaria para una sociedad ordenada en la que la propiedad estaba protegida y los conflictos se resolvían. Estas empresas normalmente no podían considerarse como gobiernos porque no tenían un monopolio legal del “mantenimiento del orden” (para mas información ver, aquí). Pronto descubrieron que la “guerra” era una forma costosa de resolver disputas y se crearon métodos de acuerdo (arbitraje, tribunales, etc.) de menor coste” (The Not So Wild, Wild West: Property Rights on the Frontier de Terry L. Anderson y P. J. Hill.


¿Entonces cuál es el propósito de la policía  (o de la fuerza pública)?


Esta es precisamente la pregunta que se hace Wendy McElroy al expresar que 

“El sistema legal estadounidense deriva de la ley común inglesa y el policía moderno estadounidense se remontan a los sheriffs ingleses, pagados por el gobierno y responsables ante éste, no ante la comunidad. El propósito fundamental del sheriff era aplicar lo que se llamaban las “decisiones del gobierno”. Mantener el orden público era también una preocupación, pero el “orden” lo definía el gobierno” (para mas informacion ver, aquí). A lo que concluye McElroy: 

Protégete tú mismo, porque a la policía no se le paga para cuidarte”. Ya que la policía es responsable ante el Gobierno y no ante la comunidad (para mas información ver, aquí) y ese es el problema. 

Hoppe esgrime que es por ello, que la raza humana nunca cambia su naturaleza, siempre habrá malas personas que roben, maten, violen….Si tu encargas a un Gobierno la seguridad mediante la vía policial, estos trabajadores funcionarios podrán o no hacer un buen trabajo. En este sistema de impuestos se paga a la policía ya sea esta buena o mala, no se puede cambiar esto, ya que pagamos impuestos. Sin embargo, los austriacos (escuela) creen en pagar a un sector privado por cada servicio. Eso significa que podemos cambiar de "empresa de seguridad" si los servicios no son buenos, es decir, podremos no pagar por malos servicios. En el sistema de impuestos actual se producen servicios muy pobres, gente inefectiva y perezosa que de cualquier manera que realice su trabajo siempre será abastecida por el gobierno (para mas información ver, aquí). 

Auberon Herbert dio un paso más adelante al decir que: 

“Prácticamente deberíamos proponer  abolir la policía; y meramente asegurarnos a nosotros mismos contra los ladrones, asesinos, como contra los incendios y accidentes”.

Hülsmann arguye que

“De todas las formas de organización militar ésta es la que mejor encaja con los principios de la sociedad civil. El proceso de decisión es descentralizado al nivel de milicias que interactúan pero manteniendo una independencia. Los vínculos entre las milicias y la población son del tipo contractual y en concreto voluntario (Mises) que relacionan a la población con los combatientes mediante una red espontánea de ayuda basada en el principio fundamental del respeto y la defensa de la propiedad privada” (para mas información ver, aquí).

Y según Mises ya se ha señalado que un país solo podrá disfrutar de paz interior cuando tenga una constitución democrática que ofrezca garantías de que el gobierno se someterá sin fricciones a la voluntad de los ciudadanos. Para asegurar la paz internacional no se requiere tampoco otra cosa sino la aplicación consistente del mismo principio (para mas información ver, aquí).

Por ultimo, realizando un recuento del articulo y una conclusión, podemos decir que hicimos una breve anotación sobre el origen de las Autodefensas y los Paramilitares, como también sus diferencias, colocamos ejemplos, y quisimos demostrar porque los grupos de Autodefensas son totalmente validos en una sociedad civil libre, siempre y cuando no vaya en contra de las libertades civiles y no se extralimiten, esto significa sin violar los Derechos Humanos. 

Queremos dejar claro que un grupo de Autodefensas no solo se refiere a un banda de forajidos que andan por ahí, armados hasta los dientes con uniformes intimidando a la población civil en forma de cuadrilla, pues si bien esta dentro de la definición (en su sentido virgen) de la Autodefensa o defensa propia de grupos, también la Autodefensa se puede referir a una persona o a un grupo de personas con la intención de proteger sus bienes, o su vida (solo derechos negativos y no en conquista de algún derecho social, aunque en la realidad haya sido otra), los grupos de Autodefensas también pueden ser Empresas de Seguridad Privada que prestan un servicio a la comunidad con el fin de proteger su propiedad (por la cual se incluye la vida e integridad). 

“Además, si a todos los individuos les asiste el derecho a defender su persona y sus propiedades contra los ataques, gozan también, por pura lógica, del derecho a contratar o aceptar la ayuda de otros para hacer efectiva esta defensa: pueden emplear o contratar los servicios de defensores del mismo modo que emplean o contratan los servicios voluntarios de los jardineros que cuidan de su césped”, tal como lo afirma Rothbard. 

¿Hasta dónde alcanza el derecho de un hombre a defenderse a sí mismo y sus propiedades? 

La respuesta básica debe ser: hasta el punto límite en que sus acciones defensivas comienzan a incidir en los derechos de propiedad de terceros. Sobrepasado este límite, su «defensa» constituiría una agresión delictiva de la justa propiedad de otros, que éstos podrían, a su vez, defender contra el invasor (para mas información ver, aquí y aquí)).


Con relación a lo anterior Rothbard sigue diciendo lo siguiente: 


“Por tanto, tenemos el derecho a defender con violencia nuestra persona y propiedades; pero, incluso si nos vemos amenazados, no podemos hacer todo lo que queramos en nombre de la “defensa”. Para empezar, debe haber “una invasión real o amenazada directamente de la propiedad”. Una mera intimidación de que alguien pueda en el futuro actuar de manera hostil contra ti no basta. “Está claro que sería grotesco y criminalmente invasivo disparar a un hombre al otro lado de la calle porque su mirada de enfado te parezca augurar una invasión”.Además, una respuesta a la invasión debe ser proporcional” (para mas información ver, aquí).


El libertario americano de enfoque austriaco propone una regla fundamental respecto a los delitos y es: 


“El delincuente o invasor pierde su propio derecho en la medida en que haya privado a otro hombre del suyo”. No puedes disparar a un viandante inocente porque bloquee el camino para tu por otro lado justificada respuesta a un agresor. Rothbard somete a las naciones a los mismos límites y el último de estos límites es especialmente importante. La guerra moderna implica necesariamente ataques a los inocentes y Rothbard rechaza aprobar esto. “Todas las consecuencias de una guerra interterritorial hacen casi inevitable que las guerras interestatales impliquen agresión por ambos bandos de civiles inocentes (los individuos privados) del otro”. Por lo que se quita todo acto criminal o de violencia en contra de los civiles (4), que solo puede ser usado en contra de los criminales”. (Murray Rothbard, The Ethics of Liberty (Nueva York: New York University Press, 1998), cap. 12, p. 77. Publicado en España como La ética de la libertad, Madrid: Unión Editorial, 2009).

El gran libertario Auberon Herbert subraya aquí: 

“¿Estoy en lo cierto cuando afirmo que un hombre pierde sus derechos propios (en tanto en cuanto ha cometido una agresión, y en la medida misma de esta agresión) cuando ataca los derechos de otros?… Castigamos de una manera a quien me causa una herida que me obliga a guardar cama un día, y de otra manera distinta al que me arrebata la vida… Goza de general asentimiento la opinión (que considero correcta) de que el castigo o la compensación deben ser medidos —tanto en lo civil como en lo criminal— de acuerdo con la gravedad de la agresión; con otras palabras, que el agresor —dicho sea en términos aproximativos— pierde tanta libertad cuanta él ha arrebatado a otros.” Auberon Herbert y J.H. Levy, Taxation and Anarchism (Londres: The Personal Rights Association, 1912), p. 38.

De nuestro análisis del tema de la (auto) defensa se desprende con meridiana claridad el derecho de todas las personas a poseer armas, ya sea para su autodefensa o para cualquier otro propósito lícito. Los crímenes no se cometen por portar armas, sino por usarlas para amenazar a otros o para invadir sus derechos. Es curioso, dicho sea de paso, que las leyes hayan prohibido especialmente las armas ocultas, cuando son precisamente las patentes e indisimuladas las que más se prestan a ser usadas para intimidar, concluye Rothbard.


Notas. 


 (1) — Así lo considera Tron Ljodal en el concepto de la diferencia entre lo Paramilitar y Autodefensas, al referir que las Autodefensas se entiende como una organización que en esencia es armada aunque no todos sus integrantes tengan armas o sean combatientes, Las Autodefensas es una asociación, una organización o una agrupación NETAMENTE DEFENSIVA, de carácter local o regional, cuyos integrantes tienen la vocación diferentes a la militar, por ejemplo las Autodefensas pueden estar compuesta por campesinos que toman las armas para defenderse contra una incursión del enemigo en su territorio. Por ello hablar de Autodefensas tiene una connotación positiva y portadora de cierta legitimidad, tal como sucedió con las Patrullas Civiles de Guatemala en un inicio, otras ligadas a la insurgencia, y una cantidad de ella solo puede ser caracterizada como paramilitar, entonces con Autodefensas se legitima un fenómeno, con lo paramilitar deslegitimarlo. Por ello en Colombia no tiene sentido hablar de Autodefensas, al menos no desde una perspectiva académica, ya que hubo transformación de grupos de Autodefensas a Paramilitares y esta se dio cuando los grupos de Autodefensas en los años 80 tomaron una actitud ofensiva, empezaron con un proceso de control y expansión territorial, se independizaron del Estado, se involucraron con el narcotrafico, integraron combatientes a sueldo, y formaron a agruparse de forma similar como la Guerrilla y fue en este momento cuando dejaron de ser Autodefensas para convertirse en Paramilitares, características que se conserva hasta nuestros días, con las llamadas BACRIM. (Tron Ljodal. El Concepto de lo Paramilitar: Reflexiones sobre el fenómeno Paramilitar en Colombia (2001-2002). Las verdaderas Intenciones de los Paramilitares. Corporación Observatorio para la Paz, editorial Intermedio, 2002)

Donde expresa que el Magdalena Medio es la zona geográfica donde brotara la segunda generación del paramilitarismo. La primera generación surgió como “grupos de autodefensas” legítimamente constituidas por el gobierno conservador de Guillermo León Valencia, aparentemente defendiendo a los colombianos de los “facinerosos” que la violencia política de los cincuenta había dejado como herencia. Luego vendría “nuevos empresarios” que se forjarían con dinero producto del narcotráfico, el boleteo, la vacuna, secuestro… Bien con la Asociación Campesina de Agricultores del Magdalena Medio (Acdegam) lo que se conformaría el fenómeno del paramilitarismo. (Cfr. German Ayala Osorio. Paramilitarismo en Colombia: más allá de un fenómeno de violencia política, Universidad Autónoma de Occidente, 2011, pág. 11 y ss).

Los irregulares en lucha contra la guerrilla prefieren llamarse “Autodefensas”, mientras que en lenguaje ordinario es más común llamarlos “paramilitares”. Estos términos difieren en que el primero apunta a un fenómeno espontaneo de autoprotección ciudadana ante la ausencia de Estado, mientras el segundo sugiere de un cuerpo de combate paralelo a las Fuerzas Militares. En la realidad colombiana se han dado ambos fenómenos. Los antecedentes del paramilitarismo se originan en el siglo XX a la Ley del Llano, a los chulavitas y pájaros y pues las Autodefensas surgen a partir de 1965. Pero a comienzos de los 80 surgen fue un paramilitarismo diferente, como extensión de ejércitos privados como forma de “limpiar guerrilleros”, pero con narcotráfico y comercio de esmeraldas. Pues las Autodefensas Unidas de Colombia como se daba a conocer más adelante habían adoptado un discurso político de alcance nacional, como respuesta a los ataques de la guerrilla. Cfr. Gómez Buendía, Hernando. El conflicto, callejón con salida: informe nacional de desarrollo humano para Colombia. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, 2003, pág. 29. 



(2) — Según cuenta Ramón Isaza, un campesino del Magdalena Medio, en 1978 en Las Mercedes, una vereda de San Luis, Antioquia, decidió armarse para enfrentársele a la guerrilla que amenazaba y extorsionaba en la región. A partir de ese momento, las autodefensas de Isaza cobraron plata a los ganaderos de la región por cuidar las fincas y poder exterminar del todo a la guerrilla en esa parte del país. La conformación de su grupo permitió que el paramilitarismo se instalara en el Magdalena Medio. Unos años después Isaza se juntó con Henry Pérez para conformar las Autodefensas de Puerto Boyacá (para mas información ver, aquí). 

En febrero de 1980, la familia Castaño, unos ganaderos oriundos de Amalfi, Antioquia,  recibió una carta en la que la guerrilla de las Farc pedía 50 millones por su padre Jesús Antonio Castaño, quien llevaba secuestrado 8 meses. Fidel Castaño respondió la carta y les dijo que “nunca he tenido esa plata y si la tuviera algún día, sería para combatirlos a ustedes”. Aunque no estaban seguros, sospechaban que su padre había muerto en cautiverio. A partir de ahí varios miembros de la familia se organizaron para vengar la muerte de su padre. Uno a uno, asesinaron a los que creen que participaron de cerca o de lejos en el secuestro. Reclutaron a los trabajadores de su finca y emprendieron una implacable lucha contra la guerrilla. El grupo cobró fama porque su efectividad: liberaba secuestrados sin necesidad de pagar rescates, asesinaba a extorsionistas veredas y ofrecía servicios de seguridad a quien estuviera dispuesto a pagar (para más información ver, aquí). 

Hernán Giraldo, colono de Caldas, llegó en 1969 a Santa Marta. A principios de los ochenta conformó ‘los Chamizos’, en Santa Marta, que asesinaba y controlaba el mercado de la ciudad. Con esa base de hombres funda las Autodefensas del Mamey, con presencia en la zona norte de la Sierra. Las veredas en donde hacía presencia eran: Guachaca , Perico Aguao , Buritaca, Calabazo, Palomino, Don Diego, Mendihuaca, Alto Mamey, Machete Pelao. En 1988, Giraldo cambia el nombre a su grupo por el de Autodefensas Campesinas del Magdalena y La Guajira (ACMG). Las zonas que controló fueron las mismas: el norte de la Sierra, la franja entre Santa Marta y Riohacha, sobre la Sierra (para más información ver, aquí y aquí). 

Adán Rojas llegó a la Sierra Nevada de Santa Marta en el Caribe colombiano en la década de los setenta, huyendo la violencia de su natal Huila. En 1977 conforma las primeras autodefensas en Palmor, al occidente de la Sierra Nevada, después de ataques y hostigamientos de las Farc. Entonces los conocían como los ‘Maseto’s, porque tenían relaciones con el MAS, los paramilitares del Magdalena Medio y los hermanos Castaño en Urabá (para mas información ver, aquí). 

En pocas semanas lograron la liberación de Martha Nieves Ochoa. La sigla del MAS comenzó a aparecer por diversas regiones del país, atribuyéndose numerosos crímenes: asesinatos de militantes de izquierda, de defensores de derechos humanos, atentados contra periodistas. El MAS fue la columna vertebral del naciente paramilitarismo en Colombia (para más información ver, aquí). 

Gonzalo de Jesús Pérez y sus dos hijos, Henry y Marcelo Pérez convocaron, junto con altos mandos del Batallón Bárbula, a los ganaderos para que colaboraran en la conformación de un grupo de autodefensas. Su objetivo inicial era eliminar cualquier influencia guerrillera de la región, a través de amenazas, torturas, desplazamientos y despojo de tierras. A partir de 1982 el ejército acentuó los patrullajes conjuntos de unidades militares y paramilitares, facilitaron transporte para las autodefensas, armamento, salvoconductos, que explicaron el rápido avance de las autodefensas en la región. Las Autodefensas de Puerto Boyacá se convirtieron en un modelo paramilitar, que fue después replicado en otras regiones (Para mas informacion ver linea de tiempo de www.verdadabierta.com). Nace la asociacion de ganaderos, Acdegam. En este mes el gobierno le otorgó la personería jurídica a la Asociación Campesina de Ganaderos y Agricultores del Magdalena Medio (Acdegam), que se creó para canalizar dineros que alimentaron a las autodefensas. La organización fue el brazo político y económico para el fortalecimiento del paramilitarismo en la región y su legitimación, a través de obras sociales, de infraestructura, el adoctrinamiento anticomunista de los campesinos. También le pagó a mercenarios de Israel, Gran Bretaña o Australia, para que dieran cursos de entrenamiento a paramilitares de todo el país. Entre sus miembros estuvieron el diputado liberal Pablo Emilio Guarín, Iván Roberto Duque, alias ‘Ernesto Báez', Henry Pérez, Gonzalo de Jesús Pérez y Luis Rubio, alcalde de Puerto Boyacá (para más informacion ver, aquí).



(3) — La rapidez con la que se extendían los ganaderos, agricultores o mineros a los territorios del Oeste era mucho mayor que la del sistema gubernamental americano. Y sin embargo, la producción y ejecución de leyes se llevaba a cabo por parte de los particulares. Las leyes privadas se aplicaron a través de los land clubs (o clubes de propietarios de tierras), las asociaciones de ganaderos, las caravanas que tantas veces hemos vistos en películas atravesar las praderas de los desconocido, o las empresas y explotaciones mineras que se asentaban en las tierras californianas en busca de oro. Los nuevos propietarios de las tierras fronterizas debían asociarse para procurarse la ley y para ello adoptaban sus propias constituciones según las preferencias de los integrantes de estos clubes y disponían de sus propios jueces y oficiales que se encargarían de llevar a cabo estas disposiciones. Los gastos del juicio corrían a cargo del demandante y del demandado. Una manera de hacer cumplir las reglas que este tipo de asociaciones ciudadanas extra-legales (por estar fuera de la ley estatal) disponían era la de no comerciar ni relacionarse con aquellos que decidían saltarse este tipo de convenciones. Otro caso de aplicación de la costumbre o de leyes privadas se llevó a cabo a través de los denominados comités de vigilantes. Estos se erigían cuando la corrupción e ineficacia de lossheriffs y demás garantes de la ley defraudaban a la población y permitían que los índices de criminalidad alcanzaran cotas inaceptables. Un ejemplo, el ocurrido en la ciudad de San Francisco en 1851 o en 1856 cuando numerosos ciudadanos se unieron indignados ante la ineptitud corrupta del sheriff y constituyeron este tipo de comités, cuyos cometidos iban desde impedir que delincuentes foráneos llegaran a la ciudad, hasta la creación de juicios más ágiles y garantes de la legalidad que los que los nacientes pero ya ineficaces gobiernos locales del Oeste estaban constituyendo hasta la fecha. Con este tipo de órganos se redujo drásticamente la criminalidad y aumentó el contento de la población. Por tanto, lejos de ser una época y unos lugares en la que la ley de la selva imperaba, el lejano oeste americano da ejemplos siempre limitados (pues había un trasfondo gubernamental) de cómo los ciudadanos cobraban protagonismo y lograban organizarse para desarrollar leyes privadas guiadas por la costumbre, la competencia y la propiedad privada como base para dicha organización. (La ley del oeste, escrito por Adrià Pérez Martí en el Instituto Juan de Mariana. Este artículo expone los planteamientos del libro The Not So Wild, Wild West: Property Rights on the Frontier de Terry L. Anderson y P. J. Hill. Version en linea: http://austroanarquistas.com/?p=7147).



(4) — Rothbard decía que sobre todo, no atacar a los civiles. Si debes luchar, dejar que los gobernantes y sus siervos leales o contratados pelen, pero mantener a los civiles en ambos bandos fuera de ella, tanto como sea posible (…) Preservar los derechos de estados y naciones neutrales. (…) En una teoría que trataba de limitar la guerra, la neutralidad se consideraba no solo justificable, sino una virtud positiva.