23 de abril de 2014

ESTRATEGIA DE ORATORIA PRÁCTICA PARA ABOGADOS: COMO HABLAR EFICAZMENTE EN EL PROCESO CIVIL, PENAL, LABORAL, ANTE EL TRIBUNAL DEL JURADO Y JUNTAS DE COMUNIDADES DE PROPIETARIOS





Por, @mariodaza

Este escrito representa una reseña del texto tal como aparece en el titulo de esta entrada del autor Julio Garcia Ramirez, (editorial Colex, sexta edicion del año 2009). Todo ello se hace debido a la importancia que tiene el hablar frente a los demas y frente a la audiencias publicas en lo referente en los temas del derecho, ya que todo se ha venido oralizando, ya lo tenemos en lo laboral, penal, administrativo y ya viene en lo civil, por ello debemos estar preparados asi sea minimamente para afrontarnos a esta realidad. 

El autor nos habla sobre la primera estrategia que debe ser siempre y sin esto no seriamos nada es la preparación del tema de la mejor forma posible, así de mejor manera podremos ejercer la retorica, la dialéctica y podremos convencer o persuadir para transmitir con entusiasmo de esta manera desarrollaremos mejor la capacidad de reflejos, para responder rápidamente ante imprevistos.

Para ello es importante lo QUE decimos en un 20% pero mas importante COMO lo decimos en un 80%, si para bien es cierto que hablar en público es un arte, que no podemos soslayar que junto a la habilidad negociadora y del conocimiento hará posible una buena dimensión analítica para el abogado.

Todo esto se hace nadando, es decir practicando.

La ¨zona de comodidad¨ es un figurín que está inmerso dentro de nosotros, como una procrastinación, por lo que nos resulta muy cómodo no hablar en público y ese figurín se va aumentando sino contrarrestamos esa zona, ¿Cómo lo podemos hacer?, enfrentándonos, atacándolo por todos lados, impedir que se adhiere, haciendo aquello que no se quiere.
Dentro de esta zona cómoda puede encontrarse la expresión ¨no puedo¨ que es una autolimitación que debemos dejar atrás, deberíamos remplazar esa palabra por ¨yo soy¨, ¨yo si puedo¨

A todo esto le sumamos que si sabemos cuáles son nuestras fallas, si tenemos conocimiento, para la próxima vez se suele prestar con más atención y preparar mejor lo que habitualmente se hace para evitar caer en el mismo error.

Antes de decir una palabra, la comunicación no verbal va hacer importante, por lo que no siempre existe una posición neutra hacia nosotros, siempre va a ser negativa o positiva, por ello debemos procurar que siempre lo sea positiva, porque la cara, la forma de andar, el manejo de las manos, la manera de vestir son el reflejo del alma.

Para tener en cuenta en una comunicación no verbal es importante ante el juez una simpática procesal, que es esa simpática que se desarrolla en el despacho, y esa primera impresión que creamos, por ello debemos entrar al juzgado con seguridad, con gesto amable, ,mirada y con una buena sonrisa siempre, así buscaremos que nuestro alegato pueda llegar mejor y pueda ser mejor tratado, hablar con todo el cuerpo, con un estilo personalísimo, porque antes de decir una palabra siempre somos prejuzgados ya sea en sentido positivo o negativo pero nunca neutro.
Es muy importante la mirada hacia al publico

La mujer nota con mayor frecuencia que el hombre los mensajes no verbales del cuerpo y los gestos, por ello lo importante es dejar a una buena impresión dentro del auditorio, por ello nuestro cuerpo debe estar hacia adelante para crear seguridad y confianza, así con una buena argumentación y con unos buenos ademanes lo conseguiremos.

Dentro de los gestos y además se encuentran las manos pero como siempre juega los nervios, solemos jugar con los dedos, hacer el estilo del ¨jabonzillo¨ con las manos, para eso es mejor coger un bolígrafo por un rato y saberlo cuando hacerlo, pero no aferrarse tanto a ello, utilizar para enfatizar algo de algún aspecto de nuestro mensaje y después dejarlo en su sitio, siendo progresivo hasta dejarlo de utilizar lo menos posible. Es bueno también abrir las manos hacia arriba dando un toque conciliador o de invitación al acuerdo

En fin los gestos nos valoran mucho y nunca deja indiferentes a nuestro auditorio, o servirían para mejor nuestra argumentación o para todo lo contrario, depende como se utilice.

ANTERIORMENTE LO DICHO SIEMPRE DEBEMOS EVITAR:

El aburrimiento en el publico, para ello nuestros alegatos no solo debe ser lo suficientemente bueno, sino parecerlo, porque bien el publico o el juez está obligado a oír pero no a escuchar, por ello escucha lo que le parece interesante el resto lo desecha.

Que lean el discurso, y se hace por pereza, porque es complicado y difícil aprenderse el alegato, pero nunca hay que aprendérselo completamente de memoria, así se debería hacer pero lo más importante (con precisión y concisión), por lo que leerlo y de manera monótona (aburrido) tiene como resultado la indiferencia y hay que evitarlo.

Enfrentarse al juez, a la parte y al público, para ello es mejor ser posible y perder la batalla con esa persona que perder la guerra con el auditorio, evitando el ¨efecto del grupo¨, no tiene sentido hipotecar el poco margen de simpática procesal o grupal que podamos tener en caso de duda.

¿CÓMO TRANSMITIR NUESTRO MENSAJE CON EFICACIA?

Limitar a leer nuestro mensaje, debemos hacer un ejercicio de interpretación trasmitiéndolo con convicción, emoción, fuerza, dinamismo y sentimiento. En una batalla dialéctica es importante ya que ayuda a la consecución de nuestros objetivo, sobre todo el juicio de la prueba, por lo que el juez podría darle mayor valor incluso a las alegación de las partes.

Todo esto se desarrollo con se ha dicho con la mayor preparación, de la mejor manera posible, haciendo la mejor entonación, ritmo, pausas posible, es como si fuese un partido de futbol donde hay que hacer las mejores jugadas, pases, y goles para conseguir nuestro objetivo, por ello ir a los entrenamientos de los partidos en este caso preparase va hacer un punto importante para conseguirlo.

Cada vez que vayamos hacer una pausa, cambio de ritmo, acentuación… podemos poner un símbolo como cuando vamos a exponer despacio, exponer rápido, pausa corta, larga, subir el tono bajarlo, mirar al juez o al publico… (Repito preparar nuestros argumentos de esta forma nos ayudara a ser más convincentes), debemos prepararlo todo, cuando bajar el tono, hacer entonación, hasta cuando coger las manos. Aunado a lo anterior con una buena preparación ya sea memorizando los argumentos más importantes o preparación del texto de la forma en que queremos nos dará unos resultados sorprendentes.

El alegato o lo que se va a decir en público es importante por ello como hemos dicho es importante él COMO se dice del QUE se dice, pero en caso de los estrados se podría convertir en un 50% y 50% si es presentada una buena prueba documental

Debemos ser concisos en vez de ser breve que es lo que uno tiene que decir de lo que tiene que probar ya sea en un minuto o diez, así el alegato es:

El razonamiento que defiende la postura mantenida en el proceso, exponiendo los fundamentos en que se basa y las pruebas que la acreditan, impugnando a su vez los razonamientos de la parte contraria.

Por ello el alegato debe constar cinco partes. (Debemos completar estas cinco partes, porque sino seria como un castillo de naipes donde se cae todo, si llegare a caer uno)

LA PREPARACIÓN DE NUESTRA EXPOSICIÓN (se encuentra implícito el inicio), sin este entrenamiento no somos nada, porque cuando mayor sea su preparación mayor será su eficacia a contrario sensu en cuanto peor lo preparemos será la posibilidad de que fracasemos en su exposición.  (Este es el elemento más importante del alegato la preparación).

También es importante que ensamble y estructure, todo nuestros argumentos (sistemáticamente), para una mayor compresión. (Debemos hacer análisis de lo que está dentro de los alegatos)

El derecho se aprende estudiando, pero se ejerce pensando, es claro que debemos preparar los alegatos y cualquier escrito de importancia con los suficientes días de antelación como para que tengamos más probabilidades de que nos surjan las mejores ideas, para plasmar los mejores argumentos que permitan ganar el proceso.

La verdad es que nos centramos en cómo y qué se va a exponer en nuestros argumentos y nunca al tiempo de la refutación de los argumentos contrarios, que debemos de intuir, haciéndolo con más frecuencia y preparándonos mas, tendremos la posesión del balón, en este caso de la audiencia o del publico en un 90% si no es más, para ello debemos estar preparado y tener la ¨capacidad de reflejo¨  y de las ideas que nos surgen de las mejores ideas producto de nuestro estudio y reflexión.

EXPOSICIÓN DE LOS ARGUMENTOS, (que se encuentra implícita los argumentos propiamente dicho y la prueba de cada unos de los argumentos expuestos) debemos estar pendiente primero que el auditorio o el juez nos escuche , aunque quiere solo puede quedarse con la información el 20 o 30% de una hora de escucha, solo tomara lo más importante, por eso debo elegir los argumentos base de mi alegato, como se hacía en la antigua Grecia lo mas sólidos se pondrán unos al principio y otros al final se intercalaran los más débiles. (Con una buena estructuración y orden del alegato)

Debemos probar cada uno de los argumentos expuestos y deben tener lo mayor calidad posible.

Por ejemplo ha quedado probado el hecho, por la documentación aportada por esta parte, en concreto por el documento numero, donde se acredita que, por el interrogatorio propuesto por esta parte, ha quedado probado el hecho por la testifical que el testigo X,Y o Z, ha testificado o contestado, así debe hablarse dando evidencia de toda clase para así evitar la contradicción en el auditorio o con el juez, es decir cuánto más probemos, menos dudas de que lo que decimos es cierto ¨flotaran en el ambiente¨.

LA CONCLUSIÓN, es como una buena postre, con un buen cierre de argumentación final seria delicioso, lo que la conclusión sirve para remarcar lo dicho, para no tener duda de lo que pretendemos en el fondo, se puede hacer en resumen, como conclusión, en definitiva, de la forma haciendo le ver la sentencia de los tribunales jerárquicamente superiores puesto que pocos dictan sentencias con una fundamentación jurídica contraria a la jurisprudencia establecida, la mejor forma de terminar es ayudar al juez a que sepa cuáles son nuestros argumentos o el argumento base de nuestro alegato y además recordarle la sentencia más importante que resuma la jurisprudencia que nos da la razón.      

EN RESUMEN LAS PARTES DEL ALEGATO DEBEN SER:

LA PREPARACION DE NUESTRA EXPOSICION (mayor preparación, mayor resultado y su eficacia es mejor, nos evita problema en el auditorio)

EL INICIO (la primera impresión es importante es decir la comunicación no verbal y aun mas las primeras palabras, el que pega primero pega dos veces), debemos captar y darnos la primera imagen enseguida) (no debemos repetir las alegación expresadas en nuestros escritos)

LOS ARGUMENTOS donde debe estructurase de la mejor forma posible, para poder seguir el hilo conductor del asunto.

PRUEBA DE CADA UNO DE LOS ARGUMENTOS EXPUESTOS: lo que no se debe probar no se debe incorporar al mismo, salvo que tengamos prueba y tengamos que acudir a otros medios para apoyar lo argumentado.

LA CONCLUSION: reiterar al juez la idea principal en que se basa nuestro alegato, si decimos que vamos a terminar, vamos a terminar y no seguir hablando porque después puede que no nos escuche la mejor parte de nuestro alegato, utilizando siempre palabras como en resumen, en definitiva, mas los argumentos claves del alegato.

CUATRO SON LOS FACTORES QUE INFLUYEN EN FORMA POSITIVA O NEGATIVA EN NUESTRA ARGUMENTACIÓN:

LA ENTONACIÓN: debemos enfatizar aquello que sea más importante, porque de nada sirve tener un pastel con los mejores ingredientes y no saberlo mezclar, haciéndolo como nos viene ne gana, debemos elevar el tono en los argumentos que creemos hacerlo, para mayor credibilidad., ese entusiasmo en última se transmite

EL RITMO: el ritmo lento permite lo que vamos a decir sea con mayor claridad y exactitud, haciéndolo junto con la preparación del alegato memorizando el guion y las ideas principales, así nos dará tranquilidad necesaria para exponer lentamente nuestras ideas, así el auditorio podrá cambiar de dar una reacción depende como digamos las cosas.

LAS PAUSAS, es importante ya que primero asimila lo que se está escuchando y segundo genera una expectación provocando que nuestro mensaje llegue mucho mejor a la persona a las que va dirigido. (Así lo intercalamos de la mejor forma posible), porque de nada nos sirve que sepamos mucho sino sabemos expresarlo, para que las personas a quienes vaya dirigido lo puedan comprender.

LA CLARIDAD EN EL LENGUAJE: debemos ser claro con el juez o con el auditorio, pues podemos ser expresivo a la hora de hablar en público o con el juez, como indicándole levantándonos, simulando como ocurrió el accidente, dando pasos, cogiendo papeles, así podemos darle claridad y sencillez al lenguaje para ayudar a comprender mejor el objeto y alcance de nuestros argumentos.

Podemos memorizar los alegatos, dando una sensación externa de credibilidad e interna de seguridad en nosotros mismos, y una buena memorización nos ayuda hacer frente a los imprevistos que pudieran servir en el desarrollo de la vista, ayudara a solventarnos, no hacerlo de palabra por palabra, podemos ayudarnos se nos quedamos en blanco algunas vez decir la palabra y lo que es más importante! Lo que se vaya a decir a continuación se dirá incluso con más fuerza.

Solo memorizar las ideas básicas no aprenderse el alegato de memoria.

Los alegatos deben ser interpretados y no leídos, el hecho de memorizar ideas básicas de nuestra exposición, nos dará mayor seguridad y mayor credibilidad en la sala o en el auditorio, (siempre y cuando tenga las pruebas que lo soporten), y si no se tienen ni el mayor alegato sacara provecho.

El descanso y la ausencia de estrés son los principales factores que permite que la información de ultra corta vaya cimentándose en la memoria corta duración, y no es la repetición o la comprensión en su totalidad.

Por lo tanto además de repetir y comprender, lo más importante es prepararse el alegato, como mínimo, el día antes, para así dejar que mientras dormimos, nuestra memoria vaya trabajando sin esfuerzo y con más seguridad, ya que si estamos estresados los datos van a resbalar en nuestra memoria y van a tener muchísimas dificultades en fijarse.

Debemos ayudarnos además de lo dicho anteriormente a aprehender nuestro conocimientos, como sabemos el cerebro en su lado izquierdo que es el que controla el lenguaje y los pensamientos lógicos debemos de utilizar junto con el derecho que crea las imágenes para complementarlo, porque siempre va haber una parte del alegato que se nos olvide, y dado que los abogados solo utilizamos el hemisferio izquierdo para pensar y redactar el alegato, deberemos dibujar una imagen en el margen izquierdo o derecho para que quede fijado, al dibujar la imagen está ayudando la información del hemisferio izquierdo por lo que debe guarda relación con el alegato que queremos memorizar y si le damos movimiento a la imagen es mucho mejor. La fijación será total!.

EN CONCLUSIÓN:

Un alegato esta para ser interpretado y no leído por eso lo importante de la memorización de las ideas básicas en la que se basa nuestra defensa, para luego desarrollarla, lo que nos dará mayor imagen frente al cliente.

PRIMERO se debe leer el alegato uno a dos veces antes de proceder a su memorización

SEGUNDO se deberá leer en alto, para poder interpretarlo debe hacerse en alto, para comprobar las frases que queremos enfatizar y así en la comunicación no verbal nos ayude a potenciar nuestro mensaje, (estar sentado siempre hacia delante)

TERCERO se subraya lo más importante de cada argumento

CUARTO se pone en el margen del papel una palabra que resuma la idea básica de cada argumentación, por si acaso se nos olvida algo del desarrollo y con tan solo leer dicha frase se no viene todo enseguida.

QUINTO, Se da vuelta al papel y sin ver nada, se recita en alto el alegato para comprobar que hemos registrado.

SEXTO Y ULTIMO, siempre habrá argumentos que por mucho repitamos se nos olvidara, por lo que debemos poner al margen de dicho argumento, algún símbolo que tenga que ver con la idea.

Cuando se presente un perito ante el despacho debe estar acorde al espejo del alma, su informe debe ser claro y conciso, traducido de manera comprensible, que emita total credibilidad, cada argumento con su evidencia y decir mi opinión se basa en los estudios de uno de los mejores técnicos de la materia que es, trabajo en un resumen de los mejores manuales que son, viene avalada por los estudios del arquitecto tal, publicados en el manual tal, que cada conclusión está avalada por datos, estadísticas, testimonios de expertos que acrediten una mayor objetividad al informe, debe saber defenderse de los abogados contrarios en sala, por ello se debe elaborar un buen informe, una exposición clara y concisa, también debemos de advertirle sobre las probables ataques de la parte contraria.

El temor escénico es un problema grande que se puede atacar, porque de nada sirve prepararse durante el entrenamiento de un partido si en los 90 minutos de juego nos da miedo patear, pasar la pelota… siempre debemos tener claro que el otro es igual que nosotros, es de carne y hueso por lo tanto tenemos las mismas condiciones.

El sentimiento verdadero es que la responsabilidad de querer hacerlo bien y el respeto por todo lo que rodea el entorno donde vamos a actuar, provoca unas respuestas físicas del cuerpo como la sudoración excesiva, dolor de estomago, respiración acelerada, (porque parece que nos falte aire) y un movimiento y haba excesivamente rápido.

En el fondo entre mas sepamos cómo funciona nuestro organismo mejor nos podemos controlar, pero no es malo estar nervioso, porque si no lo estamos puedo que no sorprenda la contraparte con algo que no teníamos planeado, por ello debemos mitigarlo pero no desaparecerlo, ahora el sistema parasimpático se encarga de contrarrestar las funciones y síntomas del sistema simpático, por ello se llama freno fisiológico, ataja esas aceleraciones de adrenalina que no nos permite hablar bien o expresarnos bien, o mostrar nuestro potencial intelectual, podemos hacer lo siguiente

Bebiendo un poco de agua, antes de entrar a la sala o incluso antes de empezar hablar, nos ayuda a tranquilizar la ansiedad, también respirar dos o tres veces profundamente cuando lo hacemos activamos el freno y contrarrestamos los síntomas físicos que se deriva de una situación de nerviosismo.

Un bueno orador, es un buen comunicador, por lo tanto hay veces que se tiene mal día, nosotros y otros, por tanto debemos ser capaces de mejorárselo haciendo lo mejor posible para que sea comprensible nuestro mensaje, por ello primero debemos prepararnos de la mejor forma posible, el poder de la sinergia del público puede que esté con nosotros o no, siempre todo se puede contrarrestar sobre nuestra argumentación en un auditorio si se prepara de la mejor forma posible y utilicemos la técnicas de la retorica que creamos más pertinente para persuadir.

PARTE ESPECIAL

No es lo mismo cuando nos enfrentamos ante un proceso penal, laboral o civil porque tanto la materia como los jueces son distintos, tienen hábitos diferentes y nos tratan a los abogados de forma distinta.

Debemos ser conciso, porque lo no se pudo decir en 5 minutos no se va a poder decir en 20
En cada proceso demanda la mayor preparación posible, para estar atento ante los reflejos de los imprevistos que puedan surgir, para captar en nuestro interlocutor que no está diciendo o captar la contraparte que quiera hacer, con esos reflejos, con la preparación, no dejamos nada a la improvisación, dar entender que lo que nosotros decimos es lo más razonable, por eso debemos saber cuál es el perfil del abogado y del juez.

La oralidad debe ser entendida que todos seamos conscientes que debe haber un diálogos entre las partes que intervienen en el procedimiento, incluido el juez como parte activa y fundamental del mismo, la oralidad no es repetición de sus alegación sino como una oportunidad de hacer ver cuál es el objeto de la pretensión y ayudar al juez a valorar la prueba.

Preparemos perfectamente el alegato, nuestra responsabilidad en esta materia lo exige más que en ninguna otra y también nuestros clientes, en todo caso nuestra contraparte puede tener mayor experiencia que nosotros, pero la vocación suele derivarse un mayor interés porque gusta lo que se hace, así de este modo vamos a estar preparados absolutamente de todas las circunstancias que rodean el proceso, lo única forma es preparar el procedimiento mucho mejor que él, y no es fácil.

Uno de las virtudes de la oratoria es el no repetir lo que se ha dicho en los escritos o dicho verbalmente con anterioridad, y siempre tener presente los mensajes no verbales del cuerpo, siempre tener el efecto del grupo, minimizarlo y recordar siempre decir es posible que usted tenga la razón, lo que supone alimentar su ego, no obstante, respetando su opinión y ahí hacemos respetar la nuestra. Nunca no enfrentemos personalmente sino hablando a lo general, es una forma de diluir la presión y así conseguiremos que se adhieran a nuestra respuesta.

No nos limitemos a leer, no tartamudear, presentar total interés y credibilidad en la defensa esgrimida. Convencer, hacer cambios ritmos, entonación, gráficos, levantarse, da una mayor sensación de credibilidad, utilizando las técnicas verbales y no verbales de comunicación, con las pruebas imprescindible argumento por prueba, para evitar contradicción, nuestra postura siempre debe ser hacia delante. Pero siempre manteniendo la claridad en el lenguaje, hablar claro y traducir lo que queremos decir, con lenguaje sencillo que facilite comprensión y asimilación. Hacer pausas, evitar el aburrimiento, que no sea largo, enfaticemos lo más importante, así haremos que nos presten más atención.