12 de julio de 2012

UNA APROXIMACIÓN AL CONCEPTO DE DOGMÁTICA PENAL



Ha sido conveniente recordar cómo se ha venido construyendo el Derecho Criminal en los últimos tiempos y de cómo esta fuente principal ha tocado intrínsecamente las otras áreas del saber, siendo diferente a su vez de las diferentes ramas del derecho. De esa fuente principal a la que nos referimos es la llamada: DOGMÁTICA PENAL.

Nos referimos a ella principalmente porque se llega a confundir lo que significa realmente la DOGMÁTICA JURÍDICO-PENAL, fuente formal de este derecho. Desde que se comenzó a tratar el tema se ha sabido que esta nace con el Derecho Civil con pensadores tales como: PUFENDORF, IHERING, PUCHTA, entre otros civilistas alemanes. Siendo desarrollada ulteriormente por el Derecho Delictual.

DOGMÁTICA significa ir muchos más allá de lo que se piensa como DOCTRINA, que es, un simple criterio auxiliar de otras disciplinas. La DOGMÁTICA nacional e internacional ha introducido en las jurisprudencias soluciones a casos concreto; desarrollándose con OPINIONES CIENTÍFICAS DE LOS ESTUDIOSOS DEL DERECHO. La dogmática tal como la española pero aún con más profundidad la alemana, ha servido de baremo a los profesores DOGMÁTICOS en Colombia para complementar y dirigir un expansionismo teórico, independientemente de la escuela o postura que se profese, ya sea: causalistas, finalistas, funcionalistas...

Lo importante no radica en defender una sola escuela/esquema, porque precisamente los fundamentos del Código Penal vigente lo impiden, en efecto, la Comisión Redactora lo estableció; cuestión que no sucedía si recordamos, con los anteriores Códigos Penales, llegandose a saber desde un principio, la tendencia de cada una de ellas, tales como: Código Penal de 1980 tenía tendencia causalista, y el Código Penal de 1936 tenía tendencia del positivista criminológico.

La DOGMÁTICA PENAL según ROXIN es la disciplina que se preocupa de la INTERPRETACIÓN, SISTEMATIZACIÓN, DESARROLLO DE LOS PRECEPTOS LEGALES Y LAS OPINIONES CIENTÍFICAS EN EL ÁMBITO DEL DERECHO PENAL; disciplina que tiene como fin el de “aprehender” conceptualmente el contenido y la estructura de los preceptos penales y de colocar los distintos conceptos logrados en un sistema científico lógicamente irreprochable, (Roxin, citado por Gómez Pavajeau, C. (2003). Estudio de dogmática en el nuevo Código Penal, p. 22). Se parte precisamente de la EXÉGESIS Y LA INTERPRETACIÓN.

LA DOGMÁTICA debe ser formal, contenido en los textos legales con la firme aspiración de sistematización, ordenación y construcción de conceptos dogmáticos, más allá de las meras suma de normas que contribuye a la realización y aplicación de la práctica del derecho. EN SUMA, LA DOGMÁTICA SE HA CONSIDERADO FUENTE FORMAL DEL DERECHO PENAL NO ES MÁS QUE UNA INTERPRETACIÓN LÓGICO-SISTEMÁTICA DE LA LEY. (Gómez Pavajeau, C. (2003). Estudio de dogmática en el nuevo Código Penal, p. 22 y ss.).

LA DOGMÁTICA ES UNA LABOR DEL ESTUDIOSO DEL DERECHO Y DEL PROFESOR ACADÉMICO, como de los prácticos, LA DOGMÁTICA SE PUEDE APLICAR TANTO DE LA JURISPRUDENCIA COMO DE LA DOCTRINA DE LOS PROFESORES UNIVERSITARIOS COMO LABOR CIENTÍFICA, (ya que son autores académicos), “así como un escultor hace belleza con su obra, el dogmático hace su obra con los problemas que se presente en el Derecho Penal”, el dogmático está contribuyendo a la edificación del contenido y mejor instrumentalización jurídico, de esta forma, se predice principalmente del juez y del científico del Derecho Penal. (Orts, Polaino, Miguel (2011). Jurisprudencia y Dogmática jurídica. [Video de Youtube], parte I, minuto 4:00-6:30. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=1nE8ViIeAE8).

Así bien, el derecho criminal es expuesta por BACIGALUPO como una ciencia hermenéutica porque su objeto es la comprensión del Derecho Penal; la DOGMÁTICA PENAL aclara y explica mediante su interpretación los textos del positivos con miras a su aplicación en caso en concreto; en el mismo sentido expresa MIR PUIG, que la DOGMÁTICA ES CREADORA, POR LO CUAL SERÍA IMPOSIBLE SI LAS NORMAS FUEREN CONCEPTOS FIJOS Y AJENAS A LAS INTERPRETACIONES DEL INTÉRPRETE, POR LO QUE PROCURA LA COMPRENSIÓN DEL SENTIDO DE LOS LÍMITES Y DE LAS CONDICIONES DE NUESTRAS AFIRMACIONES, DE NUESTRO PENSAMIENTO Y LENGUAJE QUE SE VERIFICAN EN SU COMPRENSIÓN Y APLICACIÓN.

Esta comprensión deberá ser denominada “experiencia hermenéutica”, porque precisamente “NO HAY DOS PERSONAS QUE ATRIBUYEN A LA MISMA PALABRA PRECISAMENTE EL MISMO SIGNIFICADO”, así se ha presentado desde la creación de la dogmática con SAVIGNY, donde la interpretación es utilizada en la ley penal utilizando el método ya sea gramatical, histórico o teleológico..., por lo que frecuentemente conducen a soluciones diversas respecto del texto. EN SUMA COMO LO DICE BACIGALUPO: “NO HAY MÉTODO ALGUNO PARA DECIDIR ENTRE LAS DISTINTAS TEORÍAS”. Como bien ha explicado BOBBIO: “NO HAY CRITERIOS PARA RESOLVER ANTINOMIAS ÚLTIMAS”. (Bacigalupo, E. (2009). Derecho penal. Parte general. Buenos aires: Hammurabi, p. 62 y ss).

El problema hermenéutico del sistema se puede resumir así:

¿Cómo se explica que se extraigan de las conclusiones que no estén escritas en la legislación? ¿Cómo se explica un silencio del Código Penal colombiano? No todas las causas que excluyen la punibilidad tiene los mismos efectos para el ámbito de participación, error, responsabilidad civil, para la imputación objetiva, o para la tentativa. Por lo que la respuesta debe ser resuelta únicamente por medio de la DOGMÁTICA JURÍDICO PENAL.

Presentando así y más no agotando el tema sobre lo que significa LA DOGMÁTICA del derecho penal, y bien como expresa NODIER AGUDELO: ¡Esta abierto el debate!