24 de mayo de 2023

ENFÓCATE: BUSCA EL "TRABAJO PROFUNDO" EN UN MUNDO "MINIMALISTA DIGITAL"


Por, Mario Felipe Daza Pérez

Últimamente he leído, aunque no coincidencialmente unos textos de un autor muy interesante llamado: "Carl Newport" (curiosamente es un científico de la computación), aunque tengan títulos distintos, su contenido es el mismo, es decir, el mensaje de lo que quiere referir, sus libros uno denominado: "minimalismo digital" y el otro "enfócate" (deep work") esta basado en el mismo sentir (aunque tenga otros tantos no traducidos). En estas obras busca de que consigas un "trabajo profundo" sin distracciones. Este no quita la singularidad del problema de que vivimos en una era digital del que resulta imprescindible relacionarnos, lo que trata de decirnos es que minimalices lo que mas pueda el entorno electrónico con tus quehaceres diarios.

De una vez decimos que la "idea" no es renunciar a las redes sociales que es lo que mas nos afecta en nuestro diario vivir, sino el saber comportarnos conforme a estas herramientas digitales para nuestra vida. La meta es defender un "minimalismo" no solo en los aspectos personales, sino también para el enfoque telemático. Para ello que debamos adoptar una filosofía acorde a las nuevas tecnologías que vaya relacionado con las virtudes cardinales del ser humano, en mi caso las "estoicas" o "valores cristianos".

Nosotros en vez de entrenar el cerebro y la mente, tal cual como hacemos con el cuerpo, debemos dejar que las corporaciones de Silicon Valley y demás empresas nos roben los datos (-aunque no podamos hacer mucho- debemos impedírselo hasta donde se pueda, termino que se refiere como "brainhacking"), sabiendo que el "me gusta" es la droga común del nuevo milenio sobre todo en los jóvenes, y los "scrolls" el resultado total de la drogadicción digital. Por ello que se hable también de hacer un "shabatt digital" o "desintoxicación" de vez en cuando, a la semana, al mes..., esto, dependiendo tu domino, de lo que los neurocientíficos como Andrew Huberman le llaman como: "ayuno de dopamina".

Carl Newport define el "minimalismo digital" como:

"Una filosofía del uso de la tecnología por la que concretas el tiempo en linea en una pequeña cantidad de actividades cuidadosamente elegidas y optimizadas que apoyan sólidamente las cosas que mas valoras mientras te olvidas encantado de las demás".

El autor trata de hacer una comparación con la "filosofía amish", la cual denomina como aquella de estar alejado de la sociedad, pero ahora, sin desconocer la importancia que son las tecnologías para nuestras vidas. Por lo que convertirte en un "minimalista", no es para nada fácil y menos si se trata en estos casos de un "minimalismo digital", para ello que se requiera de crear hábitos de al menos unos meses para conseguirlo o al menos irlo limitando, en mi caso tengo apagado todas las notificaciones de mi redes sociales lo que no se cuando me escriben por whatsapp o Instagram o cualquier otra red, para saberlo tendría que ingresar en cada uno de ellas voluntariamente o en cierto plazo.

Esto se trata mas bien de estar mas a tiempo a solas, compartiendo con tu pareja, de conectarse consigo mismo, antes de estar pegado a una pantalla todo el día, nada quita que tenga que contestar correos o responder uno que otro mensaje en la web, pero lo mas importante es estar centrado y enfocado con la naturaleza de las cosas, sal a dar una vuelta sin el móvil, saca el perro sin ese aparato que te atormenta, ve a la Iglesia sin el celular, ve al gym sin mirar el smarthphone (de hecho Nietzsche paseaba 8 horas diarias y de allí salía sus ideas), este escribía que "el sedentarismo es el pecado contra el espíritu santo". Trata de escribir todo el tiempo, leer, trabajar en lo que mas te gusta, evitar dar "like" a las publicaciones. Establece horarios de conexión, de llamadas, y de ir a la cama, etc.

Si, el ocio es importante, pero no necesariamente el "ocio de las redes sociales", siempre trata de priorizar las cosas que mas te interesan pero que conecten con en el mundo físico (y incluso espiritual), enfocando la mayor energía a las cosa que mas requieran atención plena (mindfulness). Por ejemplo, si dentro de tus habilidades esta el de tocar el piano, hazlo constantemente, lo mismo si es jugar el tenis, o dibujar, lo mío que es escribir o leer, lo hago asiduamente ya que me es placentero. En cuanto al conocimiento general y la sabiduría como gran don, todo ello relacionados al entorno social, esto hace que se simplifique tus herramientas digitales a lo mínimo, esto significa que nunca uses la web como entrenamiento, sino algo real del mundo físico, como el leer, escribir, hacer ejercicios, salear a tomar el sol, tomar un café con alguien.

La tarea de no hacer nada, también es importante para el cerebro porque hace recablear las cosas que mas o menos interesen para ti, de hecho, "vaguear" de vez en cuando hace que te redirecciones a unas propósitos no explorados en lo relacionado a nuevos descubrimientos, o cosas que antes no habías visto, por tanto, esta permitido descansar, sin que esto signifique rendirse en lo que se requiere, es como si se tratara de una recarga de energía como forma de impulsar las cosas ahora con mas ganas. Recordemos somos humanos, no maquinas. A la postre aburrirse es divertido de cuando en vez, y genera un incentivo para la capacidad mental.

Una delas cosas que propone Newport es de hacer un llamado a la "resistencia digital" y en caso tal que te dominen a ti, es poder permitirte eliminarlas de tu móvil, y que te obligue solo verlas cuando este en un computador solamente. Pero ya que eres un fuerte en el control mental de tus emociones, puede que no lo hagas, y que de ello implica que no permitas entonces que se convierten en muletillas para tu vida, en pro de enfocarte en las cosas que quieres hacer en tus proyectos irrestrictos, en torno a ese "trabajo profundo" fuera de distracción. En resumen, utiliza solo las redes sociales profesionalmente, no por "deporte", ni por ocio (si, pero, mínimamente), es decir, hazlo solo para cuestiones que te causen beneficios personales, y de otra índole, como puede ser el de instruirte en un tema en especifico por cierto tiempo, y hasta incluso reírte de vez en cuando, pero no para estar pegado todo el día en estos "aparatos". En todo caso, la frontera entre lo uno y lo otro es un aspecto difícil por identificar para aquellos que no se pueden controlar.

Siendo no de otro modo, por mucho que este involucrado en el mundo de la tecnología debo de la misma forma buscar la manera no estar tan atado a ella, a esto se le podría denominar la "paradoja de las redes sociales", pues lo que se busca es alcanzar el mayor grado de productividad posible con tal de conseguir tus metas, como forma de alcanzar el éxito en este mundo disperso, entonces de allí que debamos cultivar la ética de trabajo a fondo, o a profundidad, intereses que podemos tener lejos, si no limitamos lo que esta pasando con el tema de la era digital, de allí su importancia de adoptar una filosofía acorde al "minimalismo" y en todo el sentido de la palabra.

Esta orientación no solo tiene un enfoque personal, sino también psicológico, neurocientífico y filosófico, y si se quiere hasta espiritual. El concentrarse implica que tenga cierta conexión con la sustancia, o con la materia, por ejemplo tomemos en cuenta cuando realicemos ejercicio físico y estemos ejercitando el bíceps sentimos ese toque del cerebro con el musculo, lo mismo que cuando oramos en la Iglesia, buscamos una relación con Dios, de la misma forma con el trabajo que estamos elaborando, esto implica una situación de tranquilidad y de profundidad con lo que haces o lo que los griegos llamarían como "eudemonía".

Vayamos a la hábitos, estos solo son alcanzables si son perdurables en el tiempo, antes no, por tanto, de nada nos sirve poner empeño o motivación a algo sino seguimos con la tarea. Señores la "voluntad" tiene un limite y este se desgasta como el ejercicio del musculo, por tanto, sépalo utilizar acorde al horario del día. En suma, toca adoptar si o si, como plantea Newport una "filosofía monástica de programación" pero dedicada ahora a lo que llama como "trabajo profundo" (deep work) esto, eliminado de tajo toda distracción que evite nuestros intereses, concentrándose en lo realmente importante de lo que sirva y prospere, manteniendo así siempre la dopamina y serotonina arriba.

Lo ideal aquí con relación al enfoque (focus) y a la concentración no es tratar de eliminar todas las distracciones digitales de un solo paso, sino gradualmente, y que bien te sientas cómodo al hacerlo, porque pasaría como el drogadicto que obligan dejar de consumir tal dosis y que enseguida le caiga el síndrome de abstinencia. Hasta con esa estrategia toca ser inteligente. Y de aquí exponer como en mucho casos, pero en este el de Teodoro Roosevelt presidente extrovertido que cual pretendía hacer varias cosas a la vez, pero que siendo tan hábil termino ejecutando muchas de ellas, en poco tiempo, por su capacidad que tenia de hacer las cosas rápido y profundamente, elimina siempre lo superficial lo que no sirve, y esto incluye a personas, familias y amigos toxicas.

Y esto es algo que tienen claro los grandes pensadores y ejecutores del tiempo, ya que saben que este es "limitado" y que por tanto se cumple en función de lo que deben hacer esforzándose al máximo, esto, en cuanto al recurso dado de 24 horas al día. Esto es lo que se resume en lo que respecta a la organización de hacer las cosas rápido y bien hechas (piénsese que Nietzsche termino uno de sus libros en solo 2 semanas), todo ello vinculado al concepto que ahora propone Jim Kwik conocido como "sin limites", pero ahora transmutado como de "intensidad extrema".

Para organizar mejor el tema del "enfoque", relacionado al asunto del "trabajo profundo" (deep work), y recortando así las "interacciones" casi imposibles de un mundo digital, tenemos que debemos priorizar lo que en verdad nos interesa, y esto empieza al poder identificar que es lo que hace que te distraiga, cuya finalidad es anotarlas y mejóralas, en este mismo aspecto, organizar las ideas, como si se tratara de un mapa mental. La mejor forma de reorientar ese pensamiento profundo que tienes en mente, es entrenando la memoria y lograr conseguir atajos mentales para así aumentar las capacidades mentales sin limites en pro de una mente poderosa y rápida. Aquí la cuestión no se trata de trabajar 8 o 10 horas diarias, 6 o 7 días a la semana, sino de hacerlo correctamente en el tiempo previsto consiguiendo los resultados propuestos a través de los medios correctos, planificando en cada momento las decisiones tomadas.

Créame si usted es un persona que pasa viendo TV, haciendo "scrolls" en las redes sociales, viendo sus series o novelas preferidas, en nada le alcanzara el tiempo y lo perderá de tal forma que hasta Dios lo lamentaría, tome siempre ese recurso finito y limitado a su favor, ajustado para cosas importantes para su vida, que permitan restructurarte para mejores cosas. Trata de la misma forma siempre poner un limite a las cosas que desarrollas para no así agobiarte, poniendo así orden a la cosas y al cerebro que es el ejecutor de las ideas, por ejemplo si son las 5 p.m y aún sigue allí, dejar de hacer lo que estas haciendo y dedícate a otras cosas (o terceriza). No se aturda. En este caso la "productividad se programa" no la disperses, sino se hace de esta forma podría darse un efecto como si de "Espada de Damocles" se tratara.