16 de marzo de 2020

LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS VERBALES


Por, Mario Felipe Daza Pérez


Twitter: @mariodaza Instagram: mariodaza E-mail: mario.daza@hotmail.com

Tenemos que en la definición clásica (en todo lado) del acto administrativo es: “La manera en que la administración manifiesta unilateralmente su voluntad, provocando efectos jurídicos que crean, modifican o extinguen situaciones de los afectados”.

Es notorio que en la definición original no es distinguible de que forma se podría producir el acto administrativo, es decir, este no solamente se daría de la forma escrita, sino que puede ser también verbal hasta simbólico (a través de señales o signos), así, las excepciones son poco frecuentes en el mundo jurídico, ya que estos deben ser demostrados por lo general a través de cualquier medio probatorio (la primera providencia que consigno esto fue la del Consejo de Estado, Auto del 8 de abril de 1975, Sección 1°, exp. 2251, M.P. Mora Osejo). 

Cabe, entonces, establecer si en nuestro sistema jurídico los actos administrativos no solo pueden ser escritos sino también orales. Al respecto no existe ninguna norma general que condicione la existencia y validez de los actos administrativos, ya sean individuales o generales, a la formalidad de un escrito. (Consejo de Estado en providencia del 15 de febrero de 1983, exp, 3762. M.P. Osorio Arrieta).

De esta forma, no hay solemnidad que indique que los actos administrativos deban ser plasmados por escrito, pues en algunas ocasiones se profieren de manera verbal, provocando eso sí, efectos jurídicos sobre el administrado, ello implica entonces que se hace necesario romper el paradigma de los medios escritos, pues si bien es “más fácil” probar su existencia, un acto administrativo verbal produce los mismos efectos que uno escrito. Se debe aclarar que para efectos del control legal de los actos administrativos verbales es indispensable probar su existencia, a través de cualquiera de los medios tecnológicos con los que se cuenta hoy en día. (Consejo de Estado, Auto del 31 de julio de 2014, Sección 1°, exp, 2012-338-1, M.P. Vargas Ayala). 

Debemos dejar claro que anteriormente era más difícil probar un “acto administrativo verbal” ya que no existían los medios tecnológicos para hacerlo, pues, se creería que en antaño se probaba con tan solo declaraciones extrajuicios u otro medio no convencional, pues resulta que ahora se surte fácil hacerlo, porque estamos en pleno siglo digital, lo cual se pensaría que es más accesible. 

Revisando la relatoría del Consejo de Estado, podemos atisbar que mayormente (aunque negativa) donde más se demanda estos actos administrativos verbales (hasta ahora) es en lo referente del Congreso de la República comúnmente, cuando se libran comunicaciones formales por parte de la mes directiva o un representante en específico. (Al respecto se puede revisar Consejo de Estado, Sección 5°, Sentencia 25 de febrero de 1999, exp. 2074, M.P. Medina López, en el mismo sentido, Sección 3°, Sentencia del 20 de abril de 2005, M.P. Saavedra Becerra, exp. 14519), por ejemplo, por temas de asunto de importancia jurídica, en el Congreso de la República se expidió un acto administrativo verbal que ordena la no remisión del proyecto de acto legislativo que crea las 16 circunscripciones transitorias especiales de paz (ver, Auto del 5 de diciembre de 2019, sección 1°, exp, 017-00474, M.P. Serrato Valdes).

Para concretar y terminar con este comentario, dejaremos como ejemplo el siguiente caso real contenido en la Sentencia (la cual accede) del Consejo de Estado, 3° sección, Sentencia del 12 de agosto de 2014, exp, 25052: 

En 1996 se instaló una valla en un lote privado, ubicado al frente del conjunto residencial. Algunos residentes presentaron quejas sobre la la visibilidad del paisaje ante lo cual el Alcalde Municipal ordenó su retiro de forma verbal, de la cual se procedió al desmonte de la valla publicitaria, esta se hizo sin que se expusiera una defensa, por esta razón se declaró nulo el acto administrativo verbal por medio del cual el Alcalde Municipal en este caso de Bucaramanga ordenó el retiro de la valla publicitaria de propiedad, por vulneración de debido proceso. 

Como colofón, se debe advertir, que es claro que en la jurisprudencia (hasta la fecha) solo existen veintitrés (23) referencias en la relatoría del Consejo de Estado, sobre el tema del “acto administrativo verbal”, muy pocas de ellas accediendo (mas que todo a falta de factor probatorio), por tanto, se invita a la comunidad jurídica en general que instaure demandas sobre actos orales, para así crear precedente y construir una dogmática que refleje el uso del derecho frente a estos tipos de decisiones tomadas casi arbitrariamente por la administración.

REFERENCIAS

- Consejo de Estado, Auto del 8 de abril de 1975, Sección 1°, exp. 2251, M.P. Mora Osejo.

- Consejo de Estado en providencia del 15 de febrero de 1983, exp, 3762. M.P. Osorio Arrieta.

- Consejo de Estado, Auto del 31 de julio de 2014, Sección 1°, exp, 2012-338-1, M.P. Vargas Ayala.

- Consejo de Estado, Sección 5°, Sentencia 25 de febrero de 1999, exp. 2074, M.P. Medina López.

- Consejo de Estado, Sección 3°, Sentencia del 20 de abril de 2005, M.P. Saavedra Becerra, exp. 14519.

- Consejo de Estado, 3° sección, Sentencia del 12 de agosto de 2014, exp, 25052.

- Auto del 5 de diciembre de 2019, sección 1°, exp, 017-00474, M.P. Serrato Valdes.